jueves, 5 de noviembre de 2009

Evanescence regresa a los escenarios con “Show Secreto en New York”


Evanescence regresa a los escenarios con “Show Secreto en New York”
Traducción de la reseña elaborada por la Rolling Stone norteamericana del show secreto de anoche. Por suspuesto sin el traductor de google, se puede apreciar una buena reseña, detallando cada momento del concierto. Disfruten!


Pero como la frontwoman de Evanescence le explicó a la audiencia en el concierto extremadamente íntimo y secreto de anoche, la unica performance era realmente necesaria. Despues de todo, el 8 de noviembre, Evanescence estará presentandose ante 40.000 fans gritones en el Maquinaria Festival en Sao Paulo, Brazil, y la banda necesitaba una pequeña enlongación antes de dirigirse al sur. “Gracias por ser nuestros cobayos“, bromeó Lee hacia el publico mayormente femenino.
Con Evanescence trabajando duro en el sucesor de The Open Door del 2006, será otro año antes de que estén de regreso en New York, haciendo del show de anoche una experiencia unica para los fans rabiosos de la banda, quienes vendieron el shown en cinco minutos.



Lee, luciendo descansada y bien visitiendo voluminosas botas negras y un vestido multicolor que parecia que había sido robado del taller de trabajo de Project Runway, comandó el escenario, estirando su voz operística y caminando por el escenario como una pixie en Speed durante el abridor del set “Going Under”, su voz más crujiente y humeante que nunca. La banda, que incluía al guitarrista de relleno James Black de Finger Eleven, sonaba ajustada y rasgada a través de cortes como “The Only One” y “Missing” para la audiencia hipnotizada, quienes subían smart phones y camaras de mano al aire, grabando cada minuto.


Luego de “Haunted”, aporreó al publico con “Lithium”, con Lee oscilando y saltando por el escenario, pegando con sus puños al aire. La angustia en la voz de Lee era palpable, y la banda talentosamente reproducia en vivo lo que hacen en estudio. Despúes vino “Good Enough”, con Lee acariciando los marfiles y deliverando sus letras con una dulsura elegante reminescente de Tori Amos y Sarah McLachlan.


Después de “Whisper”, Lee y la banda se lanzó hacia la himnistica “Call Me When You’re Sober”, la cual tuvo a todos en el lugar rockeando junto con Lee, cuyo pelo daba latigazos en circulos ampliamente mientras correteaba el estribillo. Mientras la canción terminaba, un fan tiró un osito teddy que era para Lee, pero terminó en el equipo de uno de los asistentes del escenario.
La audiencia cantaba cada letra de regreso a Lee durante “Bring Me To Life”, el cual fue seguido por “All That I?m Living For” y “Taking Over Me”. Entonces vino “Lacrymosa” con Lee yendose en solo para “My Immortal”, una canción que se convirtió en un himno de batalla a lo Alanis Morissette para sus discipulos goticos por los ultimos años. Antes de dejar el escenario, Lee agradeció a sus fans por ser tan apoyadores por tanto tiempo, y prometió que nuevo material estaba en camino.


Era un canto que no se escuchaba en Manhattan en más de dos años, y habia empezado un poco despues de las 9 P. M., cuando el publico ansioso quienes llenaron el Manhattan Center Grand Ballroom comenzó a impacientarse más y más: “EVAN-ES-SCENTS, EVAN-ES-SCENTS”. Y aunque la ultima vez que Amy Lee pasó por un escenario, George W. Bush estaba en la oficina, no te hubieses dado cuentapor la performance adepta y recobradora de la banda.


por Chris Harris
Fuente RollingStone.com
Creditos: Evanescencewebsite,ev-fan

1 comentario:

  1. shit!!!...justo el dia del concierto a la hr del concieerto me preguntaba ke staria cantando o haciendo!..me desesperaba no poder star alli..xD!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario !